//
you're reading...
Emprendedores

Los motivos del emprendedor

Estos últimos días me he encontrado con un par de artículos sobre emprendedores y motivación que me ha apetecido comentar para los lectores españoles.

En el primero, se recogen algunas declaraciones de Kevin Hague (director del M8 Group y Endura) en una conferencia para compañías de rápido crecimiento. Hague considera que los emprendedores que triunfan pueden tener personalidades muy diversas, diferir en su grado de ambición, ser muy intuitivos y creativos o bien analíticos y racionales, o tener distintas filosofías del negocio, pero todos coinciden (según él) en que tienen algo que demostrar. Por ejemplo, su motivación puede provenir de anteriores fracasos académicos, de la presión ejercida por el grupo de iguales o, en su caso, de la búsqueda de aprobación por parte de la figura paterna. Hague cree que la mayoría de la gente que siente el impulso emprendedor es en el fondo insegura, y que en último término podrían lograr darse cuenta de que no es necesario probar nada ni buscar la aprobación externa, llegando a desarrollar la capacidad de relajarse y disfrutar de las cosas como son.

En el segundo artículo se recogen opiniones de Adrian Atkinson, un conocido psicólogo empresarial, quien considera que los emprendedores son un grupo  diferenciado respecto a los “hombres de negocios”, dentro de uno más general  de “creadores de riqueza”. Según Atkinson, su trabajo demuestra que el emprendedor típico está dispuesto a arriesgar todo lo que tiene (reputación incluida) un día tras otro. Su determinación es tal que manipularán la situación para conseguir el resultado que desean. La gente de empresa busca los resultados pero siguiendo una serie de reglas firmes en las que basar sus decisiones. El emprendedor, según Atkinson, responde a un sentido de injusticia originado en su infancia por experiencias que lo marginaron de algún modo; siempre está escapando de algo, prospera cuando se centra exclusivamente en los negocios, tiende a la soledad y no suele conseguir ser feliz. Para lograr la felicidad no hay que escapar de las cosas, sino encararlas.

Parece que sigue habiendo opiniones para todos los gustos sobre lo que define y motiva a los emprendedores. Personalmente, me gusta más el punto de vista de Hague,  pero no comparto esta tendencia a buscarle motivos pretendidamente “oscuros” a la iniciativa empresarial, al gusto por hacer negocios del emprendedor.

 

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: