//
you're reading...
Britain, Uncategorized

Mujeres a bordo

Aclaro el título: en inglés, «board» significa «a bordo» y también «consejo» (en el sentido de órgano empresarial). El galés Mervyn Davies o Lord Davies, que fue Ministro de Fomento en el Reino Unido hasta mediados del año pasado, presentó un informe en febrero en el que analizaba las causas por las que hay tan pocas mujeres en puestos de alto nivel o, como dicen aquí, “senior levels”, en el mundo empresarial. En él recomendaba que un 25% de los puestos en consejos no ejecutivos deberían estar cubiertos por mujeres en 2015 y que, de no ser así, tendrían que introducirse cuotas.

Por lo que leo ahora en la prensa británica, parece que la amenaza de las cuotas ha hecho que muchas compañías tomen cartas en el asunto; en particular las agrupadas bajo el acrónimo FTSE 100 (los 100 principales valores de la Bolsa londinense) están contratando mujeres para los cargos de directoras no ejecutivas a un ritmo que casi duplica el anterior al «informe Davies», con un 23% de nombramientos en los últimos 6 meses (cuando fueron menos de un 10% en 2010). La cifra total de directoras en los consejos de las FTSE 100 llegaría así a un 13%, lo que implica que todavía queda mucho por hacer. Las compañías francesas incrementaron los nombramientos de mujeres en un 38% entre 2008 y 2010 en una tesitura similar –¿quizá sea cuestión de tiempo?

Ha habido más iniciativas paralelas en el Reino Unido, de la mano de pesos pesados de la presidencia empresarial, como el Club del 30% de los industriales Sir Roger Carr y Sir Win Bischoff, que pretende impulsar el acceso de la mujer al 30% de los cargos y que han dado empuje a los últimos incrementos mencionados. Desde una conocida empresa de buscatalentos, se afirmaba que el enfoque de Davies, denominado muy a la británica como «el puño de hierro en guante de terciopelo» parece estar funcionando, y que muchos de sus clientes les solicitan candidatas para puestos ejecutivos y no ejecutivos.

El tema de las cuotas es siempre polémico, pero no lo es menos en tiempos de recesión el hecho de que se esté ignorando o malgastando la energía y el talento de buena parte de la fuerza laboral de cualquier país, fundamentalmente por inercia cultural. Esperemos que pronto veamos muchas más mujeres ocupando cargos directivos, a bordo de los sectores privado y público.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: