//
you're reading...
España, Marcas, Personalidades

Hágase usted mismo

Amancio Ortega, antes conocido por ser el misterioso dueño de Zara, es famoso desde hace algunos años por aparecer en el top ten de los hombres más ricos del planeta. Refugiado en la normalidad y obsesionado por el anonimato, toda su vida e incluso su rostro han sido durante muchos años uno de los secretos mejor guardados del panorama empresarial español. Esta semana se conocía que ultima los tratos  para comprar un inmueble de 4000 m2 en la londinense Oxford Street.

Comenzó trabajando a los 17 años en la Maja, una próspera tienda local. Vendían género que otros fabricaban, hasta que comprendió que el valor añadido se quedaba en el camino. Creó entonces su primera empresa GOA, dedicándose a la fabricación, distribución y venta de ropa. En 1975 se inauguró la primera tienda Zara en La Coruña. Desde entonces el ascenso de su empresa ha sido meteórico.

Y este ascenso se debe, según se deduce de las pocas entrevistas que ha concedido, a diversos factores.

  • Buscar el equilibrio entre los procesos sinérgicos y la subcontratación. Así comenzó con sus primeras empresas, agrupando las tareas de fabricación, distribución y venta, de modo que generaba un beneficio superior al de la suma de las tareas aisladas. Cuando se deja de conseguir este efecto es el momento de subcontratar.
  • Saber escuchar. Parece que es muy aficionado a escuchar y mucho más a tomar él las decisiones.
  • Programación de procesos muy exacta. Es muy meticuloso en la programación temporal de las actividades, exigiendo el cumplimiento de los plazos parciales como fase necesaria para el cumplimiento del plazo final. En mi humilde opinión, a esta actividad no siempre se da la importancia que tiene.
  • Saber delegar, cuidando siempre que se anteponga el beneficio de la empresa al éxito personal. Además busca la mejor comunicación dentro de la empresa. Hace que la información de sus comerciales se comparta, de modo que se evite la exclusividad.

Unos valores que, bien mirado, se acercan bastante al sentido común y son aplicables a la mayoría de empresas.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: