//
you're reading...
España, Europa

España se mantiene (por ahora)

Hoy que por fin se ha aprobado el “rescate” de Portugal, el tercero después de los de Irlanda y Grecia, muchos se preguntan si España será la próxima, pese a su ranking como cuarta economía europea. La situación, a juzgar por la confianza de los mercados, no es desesperada, pero tampoco para alegrarse.

La deuda pública española se sitúa en torno al 70% del PIB, pero en el sector privado (endeudamiento de familias, empresas y bancos) estamos como Grecia, casi en un 150% del PIB. Con este ambiente, las entidades financieras están expuestas a grandes pérdidas potenciales. El coste de la recapitalización de las Cajas de Ahorros es objeto de debate, aunque según el Banco de España, supondrá menos de 15 mil millones de euros. El gobierno impone medidas de austeridad para recortar el gasto público, el paro sigue siendo tema estrella (ver post “Mejor hablamos del tiempo”), los salarios se congelan o reducen…

Y en cuanto al mercado exterior, se dice que el elevado precio del euro afectará a las exportaciones y al turismo (aunque según los datos de las reservas a día de hoy seguimos siendo el destino vacacional europeo preferido por los británicos) y, con una situación económica global como la actual, se hace difícil un crecimiento que haga frente a la deuda. A esto se une la tendencia del Banco Central Europeo a seguir incrementando los tipos, con la lógica repercusión sobre las hipotecas. En fin, una serie de indicadores que desde fuera y dentro del país se observan con atención e inquietud, y a los que se une la convocatoria de elecciones esta semana.

Según algunos analistas, lo que ocurra con España determinará en buena medida el futuro de la eurozona: los rescates de Grecia, Irlanda y Portugal suman en conjunto unos 300 mil millones de euros, mientras que rescatar a España supondría 450 mil millones. Dicho en términos aún más sencillos, la eurozona puede cargar con los tres países mencionados sin poner en peligro el euro, pero la nuestra es una economía demasiado grande como para tirar de ella.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: