//
you're reading...
Personalidades

El ejemplo de Alonso

Sin lugar a dudas, Fernando Alonso es el máximo responsable del aumento de la afición española a la fórmula 1. La carrera de ayer fue tan interesante como todas las de este año. Hubo muchos adelantamientos (algunos de mucho mérito), posiciones cambiantes, estrategias diferentes… en suma, todos los ingredientes necesarios de una buena carrera.

El año pasado Fernando Alonso estaba a 40 puntos de distancia del líder a falta de seis carreras para el final, y lanzó un mensaje que a muchos sonó a bravata: el que no crea que podemos ganar el mundial, que deje el equipo.

Su actuación fue contundente: cinco podios consecutivos, tres victorias, y un solo error de estrategia en la última carrera, que le privó del campeonato. Ayer se volvió a ver la mejor versión de Alonso, el piloto que saca el máximo partido a su coche, que nunca se rinde, que motiva a todos los componentes del equipo, que trabaja incansablemente, con una confianza total en sus posibilidades.

Sus rivales saben que Alonso siempre va a estar ahí, que aunque su Ferrari sea inferior a los coches de otras escuderías, cuando miren por el retrovisor verán a un piloto que no se rendirá jamás, que dará el cien por cien (junto con todo su equipo) para ser el primero, que nunca se conformará con lo que tiene, que buscará arañar una centésima de segundo en cada pieza del coche y en cada curva.

Fernando debe ser el piloto más “temido” por el resto de la parrilla. Cuenta con la admiración tanto de expertos como de aficionados y, como profesional, se conduce en base a unos valores ganadores: pericia, laboriosidad, tesón, ambición y trabajo en equipo. En este sentido, me parece un ejemplo a seguir.

En el mundo de los negocios, tan ajetreado y cambiante como una carrera de fórmula 1, una actitud de convicción en cuanto al logro de resultados es básica. No se puede pensar que no se va a crecer o que no se pueden investigar nuevas maneras de colaboración. Hay que sacar puntos de crecimiento hasta de los momentos malos y siempre debemos mirar hacia adelante. Fernando, supongo que estaréis de acuerdo, tiene la adecuada actitud de un hombre de negocios.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: